Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Mascarada

Escribo y es como elegir las cosas
Solamente por sus bordes: en ellos
Revuelvo la angustia diaria, es en ellos
Donde encuentro poemas, luces raras
Que dejo (noche tras día) secarse
Junto a las dudas. Aunque las respuestas
Lleguen tarde otra vez. Aunque vislumbre
Un engaño. Aunque alguien llore y en él
No sepa reconocerme. Escribo
Como si desplegara un viejo mapa,
Y vuelvo a escribir. Son sólo fragmentos
Que dicen la noche para guardarla
En lo distante. Escribo y un sistema
Perfecciona hora tras hora el silencio.


© Fernando G. Toledo
(inédito)

Entradas más recientes

Dos veces miserable

Música para sueños

Generación beat: un aullido literario que aún se deja oír

La frontera del sueño y la escritura

El códice Voynich

Una serpiente

Alea iacta est

La sinfonía más triste del mundo

Déjà vu

Una novela de aventuras que desborda de imaginación